Papalote Museo del Niño

¿Cómo hacer justicia a una periferia devastada por una ciudad poco inclusiva y desinteresada?

Devolver aquello que le fue arrebatada a la imaginada  belleza natural  de Iztapalapa, devolver vegetación, un cielo estrellado, una vista del paisaje es un mínimo requerido.En este recipiente transparente  explota desde dentro un mar de árboles coronado por el cielo que la contaminación de la ciudad les ha privado.Volver  a lo básico; lo primitivo. Devolver una imagen verde dentro y fuera de este prisma transparente, arriba y abajo.

Dentro del proyecto, el espacio se desvanece ante cualquier idea de protagonismo o imposición; el espectador es el protagonista en todo momento y sus devenires y reencuentros dan significado a los espacios. Fuera del proyecto la transparencia se vuelve un prisma que resalta por su singularidad limpia y discreta en un contexto desgarrado; es un hito.

El Papalote es esa ventana que comunica dos realidades divididas por un muro; realidades de individuos que no tienen un lugar donde esparcirse, realidades de centros y periferias, de casas encerradas en sí mismas,  de  trabajador y naturaleza, de hombre que vuelve a ser niño y de niño que deviene  un todo posible. Un puente que supera ríos de automóviles  es la reafirmación de dicho vínculo.

ESTATUS
Concurso

AÑO
2015

UBICACIÓN
Iztapalapa, Ciudad de México

CLIENTE
Papalote Museo del Niño, Delegación Iztapalapa

PROYECTO

EQUIPO DE DISEÑO
DCPP Arquitectos
Pablo Pérez Palacios, Alfonso de la Concha, Miguel Vargas, Jorge Quiroga, Blas Treviño, Adriana Rubio, Alejandra Pavón, Ignacio Rodríguez, Jose Luis Jimenez, Andrés Dominguez, Carlos Macías, Marcelino Pacheco, Juan Huicochea, Lucía Bosch, Enrique Villegas

COLABORADORES
Nancy Estevez, Alan Ramírez, Héctor Valdez, Fernanda Reyes, Carlos González, Juan Carlos Reyes

Filed under